Hay muchas parejas que buscan en Mallorca un lugar más apartado y escondido para disfrutar de algo un poco menos común y algo más especial, lejos del turismo en masa. A pesar de la inmensa calor del verano en nuestra isla, en los alrededores de la Finca Sa Rotana que los novios eligieron,se podía respirar un ambiente de paz y bienestar. Un paisaje que daba la sensación de estar en medio de la nada, con un horizonte verde lleno de coloridas bunganvillas que envolvían las casas del lugar.

En este día de verano celebramos una ceremonia diferente. No se trataba de volver a ponerse los anillos (los novios ya se casaron en Alemania civilmente), sino que querían celebrar intensamente el momento con sus más queridos, en su lugar y en su finca preferida de sus vacaciones habituales aquí en Mallorca.

Bajo el cielo azul claro, juraron de nuevo su fidelidad el uno al otro. La ceremonia fue oficiada por su mejor amigo,  fue una hora llena de risas y lágrimas. Fue sobre todo un discurso muy divertido que vibraba muy bien con la energía del lugar. Como fotógrafa de bodas en España, en especial en Mallorca, me encantan las ceremonias al aire libre, en medio de la naturaleza, que lleven el espíritu de alegría del sol, la alegría de los españoles.Han salido fotos maravillosas, llenas de vida, entre ellas hay una premiada como foto del año en el portal internacional de Mywed.