Un casamiento es un ritual para celebrar el amor en su máximo esplendor. Un amor que lleva dentro de sí su propia historia la cual sigue escribiéndose. Por el lado humano, en la mayoría de las veces, se sella con la descendencia de una nueva generación,es decir … aumentar la familia con propios hijos. La esperanza del primer hijo lleva consigo la ilusión, la impaciencia, la ternura y muchos más sentimientos que son muy intensos.Simplemente es maravilloso inmortalizarlo de la manera más bella posible para el álbum familiar. ¿O a quién no le gusta ver cuando es adulto a su mamá cuando se encontraba dentro de su vientre y ver los rostros de sus padres de incondicional amor? Una sesión de fotos de embarazada es sin duda un recuerdo irrepetible y único en nuestro álbum de familia para siempre. La sesión de fotos con Ana y David estaba envuelta de su felicidad, su amor, su calor humano y mucha ternura. Estoy segura de que el bebé ha podido participar y ha podido sentirlo – también para vosotros los mejores deseos para vuestro futuro y vuestra hermosa familia.