“Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma” (Julio Cortázar)

Estas palabras, cada vez que las leo, me emocionan y describen realmente cómo he llegado a la fotografía. Fue por uno de esos momentos en los que las palabras ya no fueron suficientes – desde ese mágico instante en el que nació mi hija Natalie.

Desde entonces busco, donde las palabras se quedan cortas, dar vida a través de mis imágenes.

Soy alemana y vivo ya más que la mitad de mi vida, 24 años, en esta preciosa isla  Mallorca. La bella Mallorca, la amo, aquí mi alma se siente en casa. Mi hija,  solamente con el color de su pelo ya habla de su origen, pero en el corazón es española pura. Hoy, con 22 años está estudiando una carrera y entre los estudios disfruta  acompañándome como una de mis mejores asistentes del equipo… un equipo apasionante.

La creatividad es mi mayor meta: no caer nunca en la rutina, ser auténtica, descubrirme cada día de nuevo y compartir la felicidad que llevo dentro mío por todo que la vida me ha dado, me da y me dará, y que plasmo cada vez que aprieto el botón de mi cámara.

Para mi, vuestra historia de amor tiene un valor único, especial … mágico y para ello necesito con mis parejas una relación algo más  cercano y personal.

Por esta razón, no contestaré ningún mensaje impersonal que parece que se ha mandado a 50 fotógrafos … que a mi me da la impresión que es por buscar el más barato. Vuestros recuerdos se merecen más y yo necesito un pedacito de vuestro corazón para que la musa de la inspiración me acompañe 😉